Linares Deportivo

«No voy a arriesgar, aunque la cabeza me lo esté pidiendo»

Miguelito dejando sentado a un defensa en una de sus subidas por la banda de Linarejos./ENRIQUE
Miguelito dejando sentado a un defensa en una de sus subidas por la banda de Linarejos. / ENRIQUE

El jugador del Linares Miguelito apura su recuperación para tener 15 minutos dentro de dos semanas en casa contra el Torremolinos

ÁNGEL MENDOZALinares

Todos quieren verle de nuevo sobre el césped. El jugador del Linares Deportivo Miguelito apura su puesta a punto para volver a vestirse de corto. «Estoy bastante mejor, muy contento de cómo evoluciona la lesión. Estando un mes parado y sin hacer nada, ahora me vuelvo a sentir futbolista. Aunque la lesión no fue grave, es la única que he tenido en mi vida y yo soy una persona inquieta. Lo que me gusta es ponerme las botas y empezar a correr, así que estoy feliz por vestirme otra vez de corte y hacer un poco la banda», comentó el malagueño.

El partido del jueves 28 de febrero acabó tocado, pero fue el domingo siguiente en Torredonjimeno donde se rompió. «En casa se me subieron los gemelos, la gente pensó que era la misma lesión del domingo, pero no, sólo que ese día terminé cargado de tanto correr. La lesión fue el en cuádriceps, una zona que no tenía cargada. Pensé que era una contractura, noté un dolor cuando le metí un pase al desmarque a Beda, como si el músculo se montase. Pesé que sería del campo, que estaba blando, seguí normal y fue cuando centré un balón a banda cuando me dio el susto. Yo podía seguir corriendo, pero me molestaba al golpear. En el minuto 24 pedí el cambio y cuando me dijeron que era una rotura de 4 centímetros, no me lo podía creer».

Miguel ha recibido el cariño y el apoyo de sus compañeros y de la afición. Ha sido una recuperación larga, difícil para alguien que se define a sí mismo como «impaciente siempre por entrenar y por jugar», pero la espera ha dado sus frutos y ya está listo para volver al campo.

«La primera semana fue muy mala, estaba parado, reposo absoluto, muletas hasta para andar por casa y acortar así los tiempos. Me dijo el médico 6 semanas y se ha cumplido, ya estamos en la sexta, estoy fortaleciendo. Mis compañeros me dicen que no tenga prisa, que lo importante es llegar para lo bueno, pero yo estoy frito por jugar unos minutos contra el Torremolinos. No hay que arriesgar, son 4 centímetros y, aunque haya cicatrizado bien, siempre pierdes musculatura y hay que ir despacio», aseguró.

Miguelito se queda con lo que le dijo Arsenal: «Que la Semana Santa me iba a venir muy bien y que después me pondría un ratito contra el Torremolinos. Me lo dijo medio en broma, pero yo le he cogido la palabra y quiero mis 15 minutos si llega el momento y me encuentro bien. Si no, no voy a arriesgar, aunque la cabeza me lo esté pidiendo. Hay que ser conscientes de la importancia de lo que viene, será una experiencia nueva para mí y no me la quiero perder. Antes de la lesión estaba a un nivel que yo mismo me sorprendía, nunca había estado físicamente tan bien. Hubo que parar, gajes del oficio, espero estar la semana que viene en la convocatoria».

Hoy es el último día de entrenamiento en el Linares, después Arsenal dará vacaciones hasta el martes y dejará a la plantilla disfrutar de unos días de vacaciones. Lo que puede ser un alivio para gente como Barba, Chendo, Rosales, Rodri o Espejo, algunos de los que más minutos jugados llevan, para Miguelito no será una semana de descanso. Toca meterse en el gimnasio.

«Para mis compañeros que llevan muchas semanas sin parar les va a venir genial, y a los que necesitamos coger ritmo, tenemos que entrenar duro para alcanzar a los demás. Yo incluso el sábado pasado hice mi propia sesión de entrenamiento antes de salir a calentar, por mi cuenta, quiero llegar cuanto antes y no voy a parar. Ellos paran dos días y no lo notan, yo después de un mes y medio de lesión me paro dos días y lo noto mucho. Así que no tendré vacaciones, entrenamiento duro y gimnasio, todo lo que no sea ir en muletas lo agradezco», bromea el carrilero diestro del Linares.

Último mes de liga

Un mes falta para que empiece el sorteo, para que Linares viva ese ambiente especial de las grandes ocasiones, para que la afición se desplace en masa a otro punto de España, para que la grada vuelva a soñar y lleve en volandas a la plantilla. Pero antes, quieren ganar los últimos 12 puntos y seguir mejorando.

«Ya pasamos ese bache que tienen todos los equipos, cuando se te juntan varios compañeros que no están al 100% en un par de partidos y se suman las lesiones. No nos ha gustado, pero hasta Madrid y Barça tienen estos momentos. Mejor que fuese hace un mes que cuando venga el play-off, hay que estar al 100%. Tenemos mucha confianza, hemos sacado muy bien todos los partidos contra los equipos de arriba y sabemos que en play-off no nos vamos a encontrar equipos que nos jueguen a 'voleones'. Vamos a jugar contra los mejores y ahí estamos nosotros», concluyó Miguelito.