Linares Deportivo

Arsenal llama a la calma ante el bache para «seguir trabajando, sin sacar los pies del tiesto»

El azulillo Dani Espejo protegiendo el balón ante el rojiblanco David Rus./A. M.
El azulillo Dani Espejo protegiendo el balón ante el rojiblanco David Rus. / A. M.

El partido ante el Mancha Real será el domingo a las 17:30 en Linarejos; y sin Chendo por sanción, ni Bolo por lesión, será el momento de Álex Rubio

ÁNGEL MENDOZALinares

Se lame las heridas el Linares Deportivo después de volver a ver cómo un partido se le atragantaba por falta de acierto goleador. Vuelven a aparecer los fantasmas que parecía erradicados cuando acabó 2018, pero las últimas jornadas han evidenciado que el equipo ha perdido la pegada y Juan Arsenal tendría mucho trabajo en los próximos días para corregir errores que, dentro de lo malo, han llegado con tiempo suficiente para poder reaccionar y encarar el play-off con ese plus que hace sólo un mes lucía el Linares.

Sobre el 2-1 en el Matías Prats, Arsenal analizó una derrota «difícil de explicar. No consigues llevarte ni un punto, cuando lo has hecho prácticamente todo ante un rival que se ha metido atrás, que acumuló mucha gente, jugamos prácticamente en campo contrario, pero cuando no tienes definición, el rival en dos acercamientos te hace gol. Es de los partidos que para creerlos hay que verlos. Nos corta la racha positiva sin derrota que traíamos y es el momento de reponerse y afrontar el próximo parido».

Cuando parecía que anotarían el 0-1, llego el 1-0 de José. Cuando parecía que iban a remontar, una pérdida de balón tonta, Anaba no frenó en falta a Montiel, que le dio la tarde, y llegó el 2-1. Errores que no son propios de un equipo aspirante a estar el año que viene en Segunda B y que deben pulirse.

«Tú no metes las que tienes, sometes ha rival, controlas todas las facetas del juego, menos la del gol, y pierdes el partido por 2-1. El equipo ya estaba volcado y se veía con la posibilidad de darle la vuelta al marcador, acumulamos mucha gente y vino una contra que tuvimos que parar antes. Tuvieron pleno acierto, dos contras y el balón entró llorando en las dos. Perdimos un partido inexplicable», añadió sobre la derrota del domingo.

Pasar pronto el bache

Ya mirando al momento que atraviesa el equipo. El técnico minero intenta quitarle hierro al bajón que ha dado el Linares y prefiere mirar la temporada en global. Al preguntarle, reconoce que están en el peor momento de la temporada, sólo han sacado 8 puntos de los últimos 18 en juego en febrero, pero hace un llamamiento a la calma.

«Si miramos que hemos perdido, sí, pero hemos estado diez partidos sin conocer la derrota. En 31 jornadas hemos mantenido una regularidad muy importante. Esto es fútbol, son dinámicas y rachas. Si en 31 jornadas hemos tenido un nivel muy bueno, que no hayamos conseguido esta vez una victoria, nos hará seguir trabajando sin sacar los pies del tiesto, conscientes que la temporada es muy exigente, son 42 jornadas y en ese tiempo habrá que pasar baches importantes. No lo habíamos tenido hasta ahora, ahora afrontarlo y salir de él», expuso.

A Miguelito le harán pruebas esta semana para conocer el alcance de su lesión. Sobre la ausencia de Josema, explicó que no se debió a lo que ocurrió en un entrenamiento durante la semana, cuando le mandó a la dicha antes de tiempo. «Son lances en el terreno de juego, son 149 sesiones de entrenamiento y hay veces que la concentración no es la más idónea. Cosas de los entrenos y nada más que añadir, el equipo trabaja fenomenal. Era una cuestión de estrategia y si no había la suficiente concentración era mejor que estuvieran unos y no otros».

Y asegura que el central Josema no estuvo en el once porque «tiene 4 tarjetas, había que dar oxígeno a los jugadores, semana muy exigente. Miguelito forzó y ahora tiene una lesión. Creo que el equipo hizo un partido digno, independientemente de la derrota, fuimos mejor que el rival y sólo la falta de acierto nos privó de la victoria».

Derbi ante los verdes

El que vio la quinta amarilla fue Chendo Alarcón, el delantero no estará el domingo a las 17:30 en Linarejos contra el Mancha Real. Con Javi Bolo lesionado, será la gran oportunidad para que Álex Rubio demuestre que ya está para jugar 90 minutos.

Otro derbi apasionante. Las entradas para la afición del Mancha Real se han fijado en 10 euros y se espera un desplazamiento importante de seguidores verdes para animar a su equipo.

El Mancha Real perdió por la mínima en La Victoria y necesitan ganar en Linarejos para apurar sus últimas esperanzas de acabar la liga luchando por el cuarto puesto, que se les ha puesto a 9 puntos. Saben que los azulillos están heridos, que atraviesan un mal momento de cara a puerta, y quieren ahondar en la llaga para sacar los 3 puntos.