Linares Deportivo

Chendo: «Cuando vamos todos juntos, somos un equipo grandísimo»

Chendo Alarcón a punto de ejecutar un disparo en el play-off ante el Tenerife B./ENRIQUE
Chendo Alarcón a punto de ejecutar un disparo en el play-off ante el Tenerife B. / ENRIQUE

El delantero del Linares espera el mejor ambiente de la temporada en Linarejos; hoy se ponen a la venta las entradas con precios entre 5 y 15 euros

ÁNGEL MENDOZALinares

Se abre desde hoy la venta de entradas para la ida de la final por el ascenso a Segunda B, este domingo a las 20:00 en Linarejos frente a La Nucía, rival plagado de estrellas de superior categoría. El ascenso de los mineros pasa por sacar un buen resultado en casa y repetir los dos partidazos que dieron como locales ante Tenerife B y Moralo.

Los precios de las entradas son de 5 euros para abonados y 7 euros para no abonados en Grada Animación. 7 y 10 euros en Preferencia, 10 y 13 euros en Tribuna Baja, 12 y 15 euros en Tribuna Alta. La precio de la entrada para la afición de La Nucía se fija en 10 euros.

Los niños de 0 a 4 años tendrán entrada gratuita en las tribunas. Los menores de 13 años entran gratis a Preferencia, ambos casos sin ocupar butaca. Desde hoy uy hasta el viernes 21, la sede del club estará abierta de 11:00 a 13:30 y de 18:00 a 20:30. El sábado abrirá sólo por la mañana y el día del partido se podrán adquirir en Linarejos de 11:00 a 13:30, y desde las 18:30 hasta media hora después del inicio.

Para los más de mil abonados del club, el domingo se liberan sus asientos numerados para los que no hayan adquirido entrada. El domingo sólo estarán a la venta las entradas con precio general, sin descuento para abonados. Comienza así una semana apasionante para la afición que desembocará en el baño de masas en Linarejos.

Ayer hubo jornada de descanso de la plantilla y muchos, como Chendo, aprovecharon para ir a la playa a disfrutar de un descanso tras la gesta del pasado domingo. Como si del guion de una película de Hollywood se tratase, en el último suspiro del choque y cuando ya pocos creían en el milagro, con Lopito en área rival para rematar, el tigre se sacó un control de espaldas contra tres defensas, se giró y marcó el 2-0 que forzaba la prórroga. «Sólo había que ver las caras de mis compañeros. El partido ya se terminaba, era la última jugada y no podía acabar así. Tuve la suerte de marcar el gol, lo metí más con el corazón que con otra cosa. Estaba súper feliz, nos valió para empatar y seguir vivos hasta el final», contó Chendo Alarcón desde la costa, acompañado de familiares y compañeros de la plantilla.

Un hombre feliz

Después vino la tanda de penalti, el error de Carmona que sumió en el silencio a Linarejos, la parada de Lopito a Valentín que hizo rugir de nuevo a la grada y definitivo 5-4 de Chendo. «No puedo estar más feliz por todo lo que estamos consiguiendo, ojalá hubiese sido la última eliminatoria el domingo, pero nos queda un paso más y es el más importante. Si Linarejos ruge como estas dos eliminatorias, tendremos ahí la clave. Tenemos que conseguir un resultado positivo en casa y dar un paso importante para la vuelta», aseguró el 'tigre'.

En frente estará La Nucía de los Óscar Fornés, Juanma Ortiz, Neftalí, Fran Moreno, Iván Forte, Jando, San Julián, Fofo y Mariano Sanz. Te sale una alineación que, salvo por la edad avanzada de algunos, bien podría competir en Segunda División a buen nivel. Son un equipazo, pero en Linarejos todo es posible.

Chendo recuerda que «en la tercera eliminatoria ya no hay equipos más o menos buenos, ni somos mejores que La Nucía, ni al contrario. Será una final igualada y competida, donde el que menos errores tenga será el vencedor. Ni La Nucía quería al Linares, ni el Linares a La Nucía, sólo uno será equipo de Segunda B. La ida en casa es vital, que no nos marquen y estar al cien por cien para sacar ventaja. Son un grandísimo equipo, nosotros jugamos con el plus de nuestra afición».

Dentro del vestuario, después de dos gestas seguidas, saben que pueden superar cualquier dificultad, incluso la baja inesperada de Rodri por lesión. «Anímicamente todos estamos mentalizados, es el último pase y podemos conseguir el objetivo. Si Linarejos se llena y están con nosotros como en estas dos eliminatorias, todo será mucho más fácil. Con confianza plena en todos los trabajadores, jugadores y afición, cuando vamos todos juntos, somos un equipo grandísimo».

Y si hay ascenso, será fuera de Linares, como marca la tradición, en esta ocasión en el Camilo Cano. «Es un buen campo, de césped natural. De dimensiones es más pequeño que Linarejos y es más fácil generar una ocasión de gol, ellos se sentirán cómodos allí, pero nosotros hemos demostrado estar preparados para jugar en cualquier campo y en cualquier superficie. Se trata de salir convencidos, hacer un buen trabajo y creer en nuestro fútbol», concluyó.