Linares Deportivo

El Linares se derrumbó en el Matías Prats

El Linares se derrumbó en el Matías Prats

José y Miguelín adelantaron por dos veces al Torredonjimeno, el meta Rubén se marcó en propia meta

ÁNGEL MENDOZA

Muy optimista debe ser el que vea que el Linares Deportivo puede discutirle el liderato al Real Jaén para acabar campeones del Grupo IX y jugarse el ascenso a una eliminatoria. Los mineros han pagado su bajón de forma y su escasa efectividad goleadora. Cayeron derrotados ante un Torredonjimeno que sí tuvo esa eficacia, que fue letal a la contra con un Antonio Montiel imperial con el que va a tener pesadillas Anaba una temporada.

2 UDC Torredonjimeno

Rubén Martínez, José (Javi Bueno, min. 72), David Rus, Vicente, Álvaro, Edu Osorio, José Lara, Javi Quesada (Miguelín, min. 87), Antonio Montiel, Adri y Francis (Rubén López, min. 60).

1 Linares Deportivo

Samu, Miguelito (Chinchilla, min. 24), Dani Espejo, Rosales, Anaba, Fran Lara, Pedro Beda (Jorge Barba, min. 62), Rodri, Chendo, Juanfran (Álex Rubio, min. 52) y Pablo Ortiz.

Goles:
1-0: José, min. 61. 1-1: Rubén en propia puerta, min. 85. 2-1: Miguelín, min. 91.
Árbitro:
Juan Carlos Valero Barrales, colegio granadino. Amonestó a los toxirianos Vicente y en dos ocasiones a Rubén López, por lo que fue expulsado en el minuto 87, también expulsó en la misma acción al técnico Manuel Chumilla por protestar. Por los linarenses fueron amonestados Chendo, Anaba, Josema y Rubén.
Incidencias:
Cerca de un millar de espectadores en el Estadio Municipal Matías Prats disfrutaron de este partido correspondiente a la 32ª jornada de liga en el Grupo IX.

El Matías Prats celebró la primera victoria del año en un partido muy bien trabajado y sufrido por los hombres de Manolo Chumilla, que ni quedándose con 10 hombres sobre el césped se conformaron con todo lo que no fuera ganar el derbi de los reencuentros entre tanto viejo conocido en una y otra escuadra.

Sorprendió de nuevo Arsenal con rotaciones, se quedaron en el banquillo Josema, Barba y Chinchilla, Sales no estaba convocado en esta ocasión. Salió con defensa de cuatro esta semana y los mineros empezaron muy enchufados. Los rojiblancos habían salido a jugar de tú a tú y el Linares se hizo con la pelota, obligándoles a correr mucho en la primera media hora.

Rubén intervino en las dos primeras llegadas de Espejo y Fran Lara. En el primer cuarto de hora, el Linares ya había botado 6 saques de esquina, acabaría botando durante el partido más de dos docenas de acciones a balón parado (córner o falta), pero sin encontrar buenos remates entre los tres palos.

Mucha posesión, mucha llegada, pero nula pegada. Fran Lara se tiró en plancha con toda la portería delante y el balón se marchó muy desviado, luego Espejo metió una bola de rosca que se fue por encima del larguero. A Chumilla no le gustaba lo que venía y sacó a calentar a todo su banquillo.

El primer cambio lo hizo el Linares, obligado Miguelito se retiró con molestias en el minuto 24 y entró Chinchilla. Mientras Rosales salvaba los muebles cruzándose cuando Montiel le ganaba las acciones en carrera a Anaba, Chendo tuvo una buena en un mal despeje de la defensa local, pero no había manera, golpeó mordido el balón. Un Linares inofensivo en la definición.

Empezó la segunda mitad con el Torredonjimeno esperando atrás y al Linares le costaba ahora más encontrar profundidad. Así que Arsenal metió a Rubio para jugar con dos puntas. La mejor del Linares en este tiempo fue un córner que remató Fran Lara, el balón dio en la mano de un central pero el colegiado no apreció penalti, Rosales cogió el rechace a la media vuelta y se le fue el balón junto al palo.

Mientras Espejo y Rubio se asociaban con paredes, pero la defensa local les abortaba los intentos, Chumilla metió más músculo en la medular con Rubén López, que no acabaría el partido, y Arsenal reaccionó con Barba por Beda. Pero justo en ese momento, llegó el 1-0. Transción rápido, Montiel rompió a Anaba, Samu Urbano salvó la primera pelota con una intervención pero José estaba allí para empujar con el muslo el rechace.

Era la primera llegada peligrosa de los toxirianos y gol, eso es efectividad. Además, el partido se abrió, el Linares se volcó y los locales se crecieron. Un envío de Espejo acabó desviado un defensa y estrellándose el balón en el palo, ni por esas. Y un centro lateral, Rubio peinó, Chendo remató forzado a un metro de Rubén y el joven portero hizo un alarde de reflejos para evitar el gol.

José se lesionó en los locales, entró Javi Bueno en su puesto. Y cuando más a gusto se sentían los rojiblancos, llegó el empate en una acción desafortunada de Rubén. Barba metió el centro, tocó Chinchilla pero la pelota le quedó blandita al meta, que al atraparla, se le escurrió de las manos y cuando quiso reaccionar, la pelota ya había entrado. Minuto 85, el tanto en propia meta daba vida a los mineros.

En ese momento vio la segunda amarilla Rubén López y los toxirianos se quedaban con diez. Josema fue amonestado en el banquillo minero por protestar y Manolo Chumilla también fue expulsado en el banco local por sus quejas al colegiado. En medio de todo ese lío, salió Miguelín por Quesada para reforzar la defensa y acabó convirtiéndose en el protagonista del descuento.

El Linares siguió sin encontrar la forma de hacer un gol en el tiempo añadido, y en otra contra letal de Antonio Montiel, se llevó a Anaba, se metió hasta la cocina, nadie se percató de la presencia de Miguelín llegando desde atrás, pase al espacio de Montiel y definición del defensa convertido en improvisado matador para darle los 3 puntos al Torredonjimeno.

Victoria vital para los hombres de Chumilla, que se alejan de los puestos de descenso directo, y golpe muy duro para un Linares que está lejos de ese brillante estado de forma con el que empezó la segunda vuelta del campeonato. Juan Arsenal tiene trabajo por delante para que sus hombres recuperen ese plus que parecen haber perdido, asegurar la segunda plaza y llegar a la fase de ascenso en las mejores condiciones posibles.