Linares Deportivo

Pablo Siles: «La única expectativa es quedar primeros, tenemos la mejor plantilla»

Razak fue presentado en el Centro Odontológico María José Manrique./ENRIQUE
Razak fue presentado en el Centro Odontológico María José Manrique. / ENRIQUE

Razak destacó en su presentación la enorme ilusión por volver al fútbol español y vivir el reto del ascenso con el Linares Deportivo

ÁNGEL MENDOZALinares

El Centro Odontológico María José Manrique ha renovado su patrocinio con el Linares Deportivo y fue el lugar elegido para presentar oficialmente al nuevo guardameta azulillo, el ganhés Brimah Razak.

A sus 32 años y después de haber pasado por Real Betis, Guadalajara, Poli Ejido, Tenerife, Mirandés y Córdoba, cuando parecía que estaba destinado a colgar los guantes en tierra, ha vuelto al fútbol español con ganas de vivir una segunda juventud en las filas mineras.

Comenzó el acto Jesús Medina, explicando sobre la renovación de la firma odontológica que fue una negociación súper corta cuando. «Nos sentamos con María José y Manolo, todo fue sobre ruedas. Está muy contentos con nosotros y nosotros con ellos. La temporada pasada fueron patrocinadores globales y esta temporada también, estarán en la parte trasera inferior de la camiseta», dijo

El presidente incidió en el detalle de la importancia del apoyo de los patrocinadores para club. «Nos marcamos como objetivo que fueran empresas de Linares, que la marca Linares no fuese sólo la que llevamos nosotros por bandera, también de las empresas de la ciudad que nos acompañen por Andalucía Oriental en liga regular y por el resto de España, si jugamos el play-off».

María José Manrique intervino para agradecer al club haber renovado el acuerdo y ser la clínica dental oficial del Linares. «Es un esfuerzo para nosotros, pero también una muestra del compromiso con nuestra ciudad. Queremos seguir creciendo en nuestra marca personal y sabemos que este acuerdo nos genera beneficios y ventajas, es el club de la categoría con mayor repercusión en redes sociales. En los próximos días se darán a conocer todos los beneficios que los socios y simpatizantes del club tendrán con nuestra clínica. Deseamos que el Linares acabe el año cumpliendo su sueño, como nuestra clínica, que es seguir creciendo», detalló.

El protagonista era Razak y de él comentó Miguel Linares que llevaban varias semanas de pretemporada. «Él lleva con nosotros desde el cuarto día de pretemporada y habéis podido ver su tipo de juego. Es un jugador que procede del Sundowns del fútbol sudafricano, previamente tenía una trayectoria en el Córdoba que empezó en el filial y acabó subiendo al primer equipo en Segunda División. Tiene una larga experiencia, personalidad, carácter, ganas de hacerlo bien y de devolver al club donde merece», explicó.

El guardameta se mostró feliz tras sus primeras semanas como azulillo. «Quiero agradecer al míster y cuerpo técnico por confiar en mí para poder estar en esta ciudad maravillosa. Tengo muchas ganas de hacer las cosas bien. Llevo mucho tiempo con ganas de jugar al fútbol y de disfrutar del fútbol. Con el grupo que ha venido, se nota mucho y estoy muy contento de estar aquí», afirmó.

Linarejos ya ha comprobado su poderío físico y algunas de las habilidades en las que destaca el portero africano. Ha entrado con buen pie, la grada le ve como un meta seguro y él mismo considera que la relación con la hinchada «me está gustando, la gente está muy bien conmigo y yo igual. La afición también y es uno de los motivos por los que estoy aquí. Quería volver a España y cuando me llamó Miguel, ni siquiera lo pensé. Me comentó el proyecto y me puse muy contento por venir».

Este fin de semana toca debutar en partido oficial contra el Mancha Real y Razak se perfila como titular para poner esta primera piedra del camino hacia Segunda B. Dijo de sus compañeros que «hay jugadores muy humildes y un vestuario muy sano. Eso es muy importante para un equipo así y espero que a final de año consigamos el objetivo».

Vuelta a Linarejos

Ya por la tarde le tocó el turno a Pablo Siles, presentado por Miguel Linares en el Centro de Fisioterapia Luis Carlos Díaz Álex. «Agradecidos por el convenio de colaboración que han establecido con nosotros, es la clínica que pone apunto a nuestros jugadores. Están en las mejores manos, ya han pasado por aquí y los chicos están súper contentos con la clínica, nosotros también de trabajar juntos», dijo el director deportivo.

Luis Carlos Díaz se sumó con un «agradecimiento al club y a sus jugadores, por darnos la confianza de estar en la valoración y readapación funcional de cualquier patología. Es algo que me apetecía hacer desde hacía mucho tiempo, intentar ayudar al Linares para que, al tiempo que pueda ascender, lo haga la ciudad. Necesitamos un equipo en categorías superiores y que económicamente se potencie la ciudad. Me siento orgulloso y le doy las gracias al Linares por confiar en nosotros».

El protagonista es un hombre ya conocido por la afición, hace dos campañas fue de los más destacados de la plantilla minera, entonces tenía 19 años y demostró excelentes cualidades, lo firmó el Almería 3 años y jugó cedido el año pasado en Mancha Real. Vuelve con 21 años, también cedido.

«Contentos de tener a Pablo con nosotros. Tuvo siempre buena predisposición desde el primer día para volver, guardaba buen recuerdo nuestro y nosotros de él. Es un jugador que viene a sumar para conseguir el objetivo y que todos, con paso firme, lo conseguiremos», dijo Miguel Linares.

El extremo diestro dio las gracias por la confianza y el interés del club. «Desde primera hora quería venir aquí, para ascender. Por trabajo y sacrificio no va a ser. Con la plantilla que tenemos, podemos dar mucho de sí. La única expectativa que podemos tener es quedar primeros de grupo, tenemos la mejor plantilla del Grupo IX, e intentar ascender. Vengo aquí a ascender», aseguró.

Comentó que esta pretemporada ha sido algo atípica porque aún había cansancio acumulado de la fase de ascenso en algunos compañeros, pero que para este domingo todos estarán en condiciones. «Conozco algunos compañeros, la ciudad, me estoy adaptando muy bien a los nuevos compañeros, y la pretemporada ha sido buena. Cierto es que como ellos llegaron a la última ronda de play-off, han tenido mucha carga, más que nosotros, pero a día de hoy estamos al cien por cien y listos para el desafío», dijo Pablo Siles.

Su primer año no fue fácil, muchos jugadores salieron en navidades y se quedaron los más jóvenes tirando del carro hasta finalizar la campaña sin meterse en play-off, teniendo que vivir muchas tardes de pitos en Linarejos. Pablo Siles ya está curtido en esa tesitura y asegura que «a todos nos gusta jugar en Linarejos, se disfruta de la afición. Son muy exigentes, pero forma parte de ellos y nosotros como jugadores tenemos que estar acostumbrados a esa exigencia. Cada vez que juego en Linarejos, yo disfruto».