El River Melilla cambia La Espiguera por La Cañada y dice que el Linares jugará en Altos del Real

Chinchilla tiene molestias por una antigua lesión. :: enrique/
Chinchilla tiene molestias por una antigua lesión. :: enrique

Juan Arsenal pide a sus jugadores que se concentren en ganar y «abstraernos de todo lo que rodea al partido y de lo que se está hablando»

ÁNGEL MENDOZA LINARES.

El River Melilla ha vuelto a cambiar el escenario del partido para el domingo contra el Linares Deportivo. Renunciando a que sea en su campo habitual, La Espiguera, y después de ser advertido del riesgo que suponía jugar en el problemático barrio de La Cañada, o por cualquier otro motivo que no ha trascendido, el club norteafricano decidió ayer cambiar de nuevo de escenario y notificar que en el encuentro se jugará en Altos del Real.

En esta ocasión se trata de un campo ubicado cerca del aeropuerto, pero en una zona de la ciudad que no entraña el riesgo de la anterior. El mejor campo de la ciudad es el Álvarez Claro, donde juega sus encuentros la UD Melilla de Segunda B. Después está La Espiguera, que el recinto donde River Melilla y otros equipos de liga nacional o regional de la ciudad suelen hacerlo. La Cañada fue un complejo recientemente renovado donde suelen practicar deporte las personas del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), además de algún equipo local.

Altos del Real es usado por el River Melilla para entrenar y en él también juegan equipos de escalafones inferiores. Este pequeño campo con vestuarios prefabricados, recuerda en dimensiones al anexo de Linarejos, césped artificial, similares dimensiones, iluminación artificial y un pequeño graderío para menos de un centenar de espectadores.

Dado que la hora no se ha movido, seguirá jugándose a las 17:00 del domingo, el Linares tiene que pernoctar en Melilla y viajará con lo justo para ahorrar costes al club. Dieciséis futbolistas convocados, Juan Arsenal y tres personas más del cuerpo técnico. No podrá viajar el preparador físico.

Eligiendo a 16 hombres

Javi Bolo y Chinchilla serán duda hasta el último entrenamiento para saber si Juan Arsenal puede contar con dos de sus hombres importantes de ataque en esta jornada de liga. «Javi tiene molestias en el isquio, Chichilla tiene molestias de la lesión de hace dos semanas y vamos a valorar los 16 que mejor están para afrontar este partido de máxima exigencia», comentó el técnico.

Si Bolo no viaja, podría debutar, incluso como titular junto a Chendo en la punta del ataque, el nuevo delantero de los mineros. Álex Rubio ha completado la semana de trabajo con sus nuevos compañeros y tiene ganas de coger la chispa que le falta.

«Álex está disponible. Tendremos que meterlo poco a poco, el ritmo se coge con partido. Iremos 16 disponibles, porque ya es un gasto hacer día extra, más el gasto del delegado federativo, estar mentalizados para sacar un partido difícil, como lo son todos y lo serán hasta final de temporada», apuntó el preparador minero.

Juan Arsenal quiere que sus futbolistas se aparten mentalmente de todo lo que se está hablando extradeportivamente del encuentro y se enfoquen en salir a ganar un encuentro que se pondrá cuesta arriba desde el primer minuto. «Es un partido con otras connotaciones a las habituales. Independientemente a cómo se presenta y dónde juguemos, contra quién o cómo juguemos, debemos ir concentrados porque hay 3 puntos que disputar, como en cualquier campo».

Respecto al cambio de campo y que el Linares no pueda jugar en un escenario mejor para hacer buen fútbol, como La Espiguera, los azulillos entienden que forma parte de las estrategias deportivas. «Cada equipo juega sus armas y si ellos creen conveniente cambiar de escenario habitual, algún motivo tendrán. Nosotros tenemos que ir concienciados de hacer un buen trabajo, abstraernos de todo lo que rodea al partido y de lo que se está hablando. Es un viaje largo, difícil y complicado», argumentó Arsenal.