Linares Deportivo

Rosales: «Saltaré, gritaré y me dejaré la garganta como un azulillo más»

Rosales ha empezado la cuenta atrás para su recuperación./ENRIQUE
Rosales ha empezado la cuenta atrás para su recuperación. / ENRIQUE

El central y capitán del Linares está viviendo por primera vez una lesión de larga duración y confía en la remontada de sus compañeros el domingo

ÁNGELMENDOZALinares

Descansando en casa, asimilando su nueva realidad y compartiendo sus primeros días de recuperación con la afición. Foto en Instagram, mensajes de apoyo, hasta el cartel del partido de este domingo va dedicado a él con una leyenda que hace guiño al dorsal: «Lo haremos por ti Capitán». Como un aficionado más sufriendo en la grada, Jonathan Rosales cuenta las horas que faltan para el partido.

El tendón de aquiles se partió por la zona central en un gesto sin rival, algo difícil de entender para un deportista que se cuida tanto como él. Salió en brazos de los compañeros al comienzo de la segunda parte de la remontada ante el Tenerife B, dos días después, la operación salió perfecta. El resto es esperar, y en ese compás de espera, atendió a la redacción de IDEAL.

«Estos primeros días han sido de asimilación, nunca antes me había lesionado de gravedad, sólo un par de roturas musculares, nada más. Ahora he tenido que entender que voy a estar un tiempo sin volver a jugar al fútbol, pero cada día que pasa es un día menos para volver. Tengo muchas ganas de empezar la rehabilitación», comenta el central.

«Sabemos que, si estamos a nuestro mejor nivel, este partido se remonta»

Acortar los plazos

De 6 a 8 meses de recuperación dice el parte médico. Pero Jonhy es un chico joven, un atleta profesional, y con los cuidados oportunos y las ganas de volver, ese plazo puede acortase. «Yo confío en acortarlo, todo lo que esté en mi mano lo voy a hacer, está clarísimo. Lo importante es que todo vaya bien, que no se complique nada y que antes de que acabe el año pueda volver a estar en Linarejos con mis compañeros».

Las primeras 48 horas fueron una montaña rusa de emociones, la afición azulilla es pasional en todos los aspectos. Con el paso de la semana, todo se fue normalizando. «Dentro de lo negativo, hay que sacar lo positivo de todo el cariño que he recibido, es de agradecer y lo quiero transmitir a todo el mundo, por los mensajes y los ánimos. Esta afición es única y les doy a todos las gracias».

La ida contra el Moralo la vio por televisión, en reposo y la sensación con la que acabó fue «la misma que todos los que lo vimos, que el resultado fue injusto y no refleja la realidad del terreno de juego. Así es el fútbol, pero en cuanto acabó el partido hablé con mis compañeros y estaban todos mentalizados de que se puede remontar en casa. Yo también estoy convencido, con muchas ganas».

Con un 2-0 en contra, el Linares tiene que salir con toda la artillería este domingo «tenemos que salir a ganar el partido sí o sí, ponernos pronto con ventaja en el marcador y que se les haga eternos los 90 minutos. No ir a por segundo gol antes que el primero, ser seguros en defensa y no dejar de intentarlo».

Tendrá mucho trabajo la defensa del Linares para frenar a la contra las acometidas de Valentín y Caramelo por las bandas, junto al balón parado, las mejores armas del Moralo en Linarejos. Sin embargo, todo apunta a que el partido será un monólogo ofensivo azulillo y que sólo la paciencia y el acierto, dictaminarán al final de los 90 minutos si la gesta ha sido posible.

«Sabemos que, si estamos a nuestro mejor nivel, este partido se remonta. Que justo cuando acabase el partido, en el vestuario de Navalmoral, ya se estuviese hablando de que esta eliminatoria se remonta, dice mucho de la confianza que tenemos en el equipo. Va a ser difícil eliminarles, claro, pero tenemos la confianza de una experiencia tan cercana como la remontada ante el Tenerife B, que tampoco era fácil. Hicimos un partido sobresaliente, excepcional, y sólo la suerte con los tres balones al palo nos privó de acabar ganando la eliminatoria sin sufrir tanto. Tener tan fresca en la cabeza esa remontada, te da fuerzas y esperanza para el domingo», aseguró Rosales.

Avala a Carmona

El Linares tuvo que hacer un fichaje exprés con la lesión de Rosales e incorporó a Álex Carmona. Este domingo debutará en casa y sabrá cómo es Linarejos en una fase de ascenso. Rosales considera que el club acertó con esta contratación.

«Conozco bien a Álex Carmona de enfrentarnos muchos años, además también es granadino y un grandísimo futbolista. No hay más que verlo bien que se adaptó al equipo desde el primer momento, es de ser un gran profesional que con tan poco tiempo haya estado a altura para jugar contra el Moralo. Es un refuerzo fabuloso, que nos viene de lujo para el futuro. El club acertó», avala Rosales el fichaje de Carmona.

Le va a tocar sufrir a Jonhy, pero será lo que siempre ha sido desde que este club conquistó su corazón y él el de todos los aficionados. «Lo veré en la grada porque no puedo estar en el banquillo. Saltaré, gritaré y me dejaré la garganta como un azulillo más, es lo que soy. Sí que s eme va a hacer raro, tengo la costumbre de ver mi sitio en el campo. Pero tengo que aportar mi grano de arena y será desde la grada junto a nuestra afición», concluyó el defensa granadino.