Linares Deportivo

«Sabemos lo que debemos hacer para ganar en Atarfe»

Chinchilla encarando a Horno en el partido contra el Martos del domingo en Linares./ENRIQUE
Chinchilla encarando a Horno en el partido contra el Martos del domingo en Linares. / ENRIQUE

Sergio Chinchilla ha sido titular en los dos últimos encuentros del Linares, confirmando que sus problemas físicos ya son cosa del pasado

ÁNGEL MENDOZA

Chinchilla está de vuelta. Después de estar un mes con molestias y otro recuperándose, fue titular en el encuentro ante el Vélez y disputó 64 minutos. El domingo pasado volvió a ser de la partida inicial ante el Martos y jugó todo el partido. Acabó con sobrecarga, algo normal, pero contento y motivado.

«Tenía muchas ganas de volver a sentirme futbolista otra vez, era súper importante volver a estar con mis compañeros y sentir que puedo aportar cosas buenas al equipo. Han sido dos meses malos, pero lo importante es que ya me siento bien. Voy a dar el cien por cien hasta el final de liga y llegaré en perfectas condiciones al play-off».

Comentó que después de jugar todo el derbi «No acabé con molestias porque la lesión ya está superada, pero sí se me subieron los isquios ya en las últimas jugadas, en parte porque el campo está mal. Debo ir cogiendo esos minutos y poco a poco podré completar 90 minutos a tope, es algo normal que llegues cargado cuando acabas un partido después de salir de una lesión».

Uno de los enemigos del Linares esta temporada es su propio césped. Blando, pesado, se levanta, y un campo así, tratándose de un equipo que tiene que armarse de paciencia, velocidad en el pase y acertar para romper las defensas rivales, ayuda poco.

Sergio es optimista y asegura que «se nota que el césped ha mejorado, estas cosas llevan tiempo. Es verdad que te da rabia cuando en tu propio campo te tienes que parar a pensar cuando viene un balón, darle más de dos toques para asegurar. Espero que dentro de 3 o 4 semanas ya esté mejor, lo importante es que llegue perfecto para la fase de ascenso».

Últimos empates

Centrado en la competición, Chinchilla lamenta que los dos últimos empates hayan distanciado a los mineros de la primera plaza. En Vélez por un error arbitral que costó dos puntos y pendientes de una reclamación por alineación indebida para recuperarlos. Ante el Martos, por errores propios a la hora de terminar las acciones en el área.

«Son partidos que te dejan mal sabor de boca, hacer muy buen encuentro, pero no te entra la pelota. Tuvimos muchas llegadas, elaboradas y a balón parado, pero sin gol. Ellos vinieron a hacer su partido y conseguir algo positivo, pusieron once hombres por detrás del balón y lo consiguieron, un empate muy importante para el Martos. Nosotros, a estas alturas de liga, necesitamos sumar siempre de 3 en 3», analizó sobre el 0-0 en el derbi.

Dijo en la resaca Arsenal que el equipo no puedo confundir ilusión por ser campeones de grupo, con presión u obligación por serlo. En ese punto, Sergio comentó que «es justo lo que nosotros pensamos. La ilusión de ser campeones viene dada porque tenemos un grupo muy bueno y todos vemos que podemos ser primeros. Ahora bien, obligados no estamos. Sí estamos obligados a trabajar bien y salir a ganarlo todo, si luego sale bien, por qué no pensar que todavía podemos quedar primeros. Y si no acabamos primeros, pues seremos segundos, o la posición que merezcamos, pero asegurando el play-off que es lo importante».

Aprovechó Chinchilla para poner la venda antes de la herida. Dos empates seguidos no son sinónimo de mala racha. «En absoluto, de hecho, hemos empezado la segunda vuelta mejor que la primera. Por empatar dos partidos seguidos no quiere decir nada. Son jornadas que, por una o otra cosa, no salen bien. La confianza está intacta».

De extremo con Sales

Contra el Martos jugó de titular con Iván Sales, creando un torbellino de ocasiones en los primeros 25 minutos. Arsenal dio descanso a Beda y Barba, sacando a sus dos extremos, que demostraron que no sólo son jugadores importantes como refresco en las segundas partes.

«Somos los dos extremos puros que tiene el equipo, pero también sabemos asociarnos por dentro y podemos jugar perfectamente de inicio los dos. El sistema que plantea el míster también nos beneficia muchas veces, lo importante es ayudar y hacer un buen trabajo», dijo.

El domingo toca partid en Atarfe contra otro equipo que saldrá atrás a intentar arañar un punto por lo menos contra el Linares. Los azulillos saben que tendrán muchas ocasiones de gol y confían en que esta vez la pelota sí quiera entrar.

«Vamos a un campo difícil, porque semana vienen de perder en Jaén y van a hacerse fuertes en su campo. Haremos todo lo posible. Ya sabemos que esto es Tercera, que hay muchos campos así a los que tenemos que ir. Encuentros aguerridos, saldremos a muerte a por el triunfo, sabiendo que nos va a costar mucho. No es la primera vez que jugamos en casa de un rival así, sabemos lo que debemos hacer para ganar en Atarfe», concluyó.