Linares Deportivo

El tren del Linares para optar al liderato pasa por ganar al Real Jaén

Juan Arsenal acabó enfadado por la expulsión de Beda./ENRIQUE
Juan Arsenal acabó enfadado por la expulsión de Beda. / ENRIQUE

«Un mal partido no puede echar por tierra todo el trabajo de la primera vuelta», dijo Arsenal sobre el 0-2 contra el Loja

ÁNGEL MENDOZA LINARES.

Aunque los días 24 y 25, las cenas con la familia, reencuentros con amigos y regalos, hicieron que la herida de la primera derrota en casa de la temporada haya cerrado pronto; en la mente de todos está la oportunidad que se ha perdido para darle un plus más de emoción, si es que cabía, al derbi de este próximo domingo en Linarejos.

«Parece que cuando más ganas tienes de algo, más difícil se pone. Fue un partido donde no estuvimos cómodos, en ningún momento, pero el rival se llevó 3 puntos con muy poco. Nos hicieron dos goles, el primero concediendo un córner no forzado y no tuvimos la contundencia que otras veces hemos tenido. En su segunda aproximación, un desajuste y nos meten el segundo. Lo hemos intentado todo, por todos los medios, pero no era el día para ganar», comentó sobre la derrota Juan Arsenal.

El 0-2 del Loja, que sólo llegó esas dos veces con peligro al arco de Lopito, es para el técnico un resultado «difícil explicar el partido, si no lo ves. Lo hicimos todo, creamos ocasiones y sus dos porteros estuvieron muy acertados. A lo largo de la temporada pueden ocurrir algunos partidos así. Sometimos al rival como lo hemos hecho en la primera vuelta en casa, pero el rival ha tenido la máxima eficacia. Tuvimos errores, los reconocemos, pero por un mal partido no se puede echar por tierra todo el trabajo de la primera vuelta. Hay que corregir cosas que antes no nos habían pasado».

Con el clásico a las puertas, no hay tiempo para lamentos. Vuelven Anaba y Rosales tras cumplir sanción, Espejo es posible que sí arriesgue para este partido. Arsenal pide que nadie mire a los que no estaban en el campo o a los que salieron a suplirles, de la primera derrota en casa. «Tenemos que estar todos, cuando ganamos y cuando perdemos, no vamos a pensar en los futbolistas que no estaban. Sólo puedo achacar la falta de efectividad para ganar en mejores ocasiones».

Para el derbi no estará Pedro Beda, expulsado en las postrimerías del encuentro, ya en el túnel de vestuarios, por quejarse al trío arbitral de su actuación. Se perderá el choque contra su exequipo, precisamente el jugador más en forma del Linares en este tramo de competición.

Juan Arsenal acabó el partido «muy cabreado, porque puedes perder un partido, pero no que te expulsen un jugador en el túnel de vestuarios. La impotencia, los nervios, el saber que era un partido importante, pero no nos lo podemos permitir cuando ya ha terminado».

Todas estas circunstancias hacen que en Linares esperen un Real Jaén crecido en lo anímico, sabiendo que pueden ser líderes si ganan también en la segunda vuelta en Linarejos y eso les daría además el punto extra del average particular. Precisamente por eso, los azulillos quieren que sea una final de las de verdad y no permitir al eterno rival que se salga con la suya.

600 jienenses mínimo vendrán a Linares. Unos 2.000 azulillos se esperan en el feudo minero, la venta de entradas para el derbi está disponible en la tienda oficial del Pasaje Fas. Los de Arsenal necesitan volver a sentirse fuertes en casa y su afición tiene la primera palabra, porque una revancha les haría alzarse al segundo puesto de la tabla y puede que inclinar el average a su favor tras el 1-0 en La Victoria. Hay mucho en juego y puede pasar de todo, se abre una corta semana de emoción prederbi.